Italia

Es uno de esos países que todo buen turista que se precie debe visitar al menos una vez en la vida. Un lugar que a muchos nos traslada a la época de la antigua Roma, con sus restos arqueológicos, y a otros los lleva hasta los maravillosos paisajes de la Toscana, pasando por las góndolas venecianas o las vistas del monte Vesubio desde la bahía napolitana. Ciudades con encanto, pueblos pintorescos, paisajes de enorme belleza, desde la costa a los Alpes, Italia merece muchísimo la pena.

Hay que tener en cuenta que la Ciudad del Vaticano, también forma parte de Italia. Todo el territorio, de 301.338 kilómetros cuadrados, lo ocupan más de sesenta millones de personas. Limita al norte con Suiza, Francia, Austria y Eslovenia, y al sur con el Mar Mediterráneo.

Italia es uno de los países europeos de gran importancia turística tanto por su gran cantidad de historia como por su peculiar tradición y gastronomía, convirtiéndolo en uno de los lugares más populares para hacer turismo.

Italia está dividida en 5 regiones, contando cada una con una gran cantidad de ciudades que, según su región correspondiente, están dotadas de ciertas peculiaridades que forman parte de su atractivo.

Roma es una de las tres ciudades italianas más visitadas por los turistas juntos con Florencia y Venecia. Capital de la región Lazio y capital de la República Italiana. Es bañada por el río Tevere uno de los más principales de Italia. Conocida como la "Ciudad Eterna" porque en ella el tiempo parece haberse parado hace siglos. Sus monumentos y los restos de imponentes edificios hacen que un paseo por sus calles se convierta en un viaje en el tiempo hasta la época de máximo esplendor de la capital.

Roma goza de una rica herencia arquitectónica y turística, y sus barrios son una mezcla de edificios antiguos, medievales, renacentistas y modernos. En Roma hay multitud de lugares con encanto que visitar, desde sus iglesias, museos o monumentos hasta sus estrechas callejuelas y concurridas plazas.

El río que la atraviesa es el famoso río Tíber y si bien no tiene contacto directo con el mar, la ciudad de Roma se encuentra sólo a 20 km de distancia del Mar Tirreno (uno de los mares internos del Mediterráneo)..